Por Redacción | viernes, 22 de octubre de 2021

Por Víctor Lagunas Peñaloza


El día de ayer, mi grillito político me compartió una publicación que realizó la muy fina diputada federal de Baja California por el partido Acción Nacional, Lizbeth Mata Lozano.

La legisladora informó a través de sus redes sociales que se encontraba en la Cámara de Diputados y no estaba presumiendo su trabajo legislativo ni alguna propuesta, más bien presumió lo bonito, lo lujoso y lo glamoroso que puede ser la política en nuestro país para aquellos que solo vienen a servirse y que no harían nada de su vida si no estuvieran viviendo del erario público.

Es el caso de la diputada, presumió los zapatos ‘Manolo Blahnik’ de color azul adiamantados de la parte superior con un valor de 26 mil 384 pesos. Tal vez los recordarás porque son exactamente como los que utilizó Sarah Jessica Parker en su papel de Carrie Bradshaw para la exitosa película “Sex and the City”.

También me pude percatar que llevaba un ‘clutch bag’ de la marca internacional Yves Saint Laurent Color azul qué hacía juego con las lujosas zapatillas. El costo del bolso es de 1245 dólares o 25 mil pesos. Sumando solamente estos dos accesorios, da la cantidad de aproximadamente 50 mil pesos.

Y ahora como dicen por allí “estos accesorios no los tenía ni Michelle Obama”. Para los que critican la columna de su servidor, preguntando qué tiene de malo que se de sus lujitos, les contesto que simplemente a veces los números no dan. También la ciudadanía tiene que saber en qué se gastan los impuestos que el gobierno federal nos quita todos los días con el ISR y el IVA. Cabe recordar que esta diputada desde los últimos 15 años no ha sabido hacer otra cosa más que vivir del erario público.

No se le conoce si tiene negocios o a qué se dedica aparte de ser política. En caso de que se dedique a algo más, debe de ser algo muy lucrativo porque nadie se gastaría su sueldo mensual en dos accesorios, o tal vez puede que se haya quedado sin comer un mes para darse estos lujos. Luego los del PAN quiere que se nos olvide tanto mal que hicieron, cómo se burlaron y se siguen burlando de la ciudadanía. Si no fueran por los puestos plurinominales, ya estarían extintos en Baja California.