Por Redacción | viernes, 1 de abril de 2022

Por: Víctor Lagunas Peñaloza


El pasado domingo 27 de marzo, Tijuana se vio conmocionada tras el ataque a dos jóvenes universitarias en un bar nocturno dentro de la Plaza del Zapato.

Las estudiantes de UABC fueron atacadas con un arma punzo cortante tras negarse a bailar con un hombre en el bar “Green Witch”; el agresor no fue detenido.

Ante esta situación, colectivos feministas se pronunciaron para exigir justicia a las autoridades. Para que se dé con el agresor y también para que haya más seguridad dentro de los bares.

Queremos justicia para mi hija y su amiga, fue horrible porque fueron apuñaladas y atentaron contra su vida. El bar Green Witch se deslindó cuando las vieron heridas y ensangrentadas, las arrojaron y las despojaron del lugar, cerraron las cortinas y las dejaron solas, afuera del bar” señaló la madre de una de las jóvenes.

Sin duda ha sido una semana difícil para las mujeres, quienes nuevamente han podido sentir de cerca la inseguridad. Por eso, las aliento a no quedarse calladas y exigir seguridad. Todas y todos merecemos vivir en una ciudad segura en la que si no quieres bailar con alguien, no lo tengas que hacer. Nadie merece salir lastimado o lastimada por eso.

Algo que me da un poco de tranquilidad, es que ante los hechos, la alcaldesa, Montserrat Caballero ha dado la orden para que se realicen operativos en todos los bares de la ciudad y de esa forma, de garantice la seguridad de las y los jóvenes.

En el caso de Baja California, en su experiencia, la industria cuida mucho estas cosas, hay todo un proceso de profesionalización dentro de las empresas  para cumplir con los derechos laborales, sobre todo para los temas tan complejos con la seguridad y derecho de los trabajadores.

“LAS OPINIONES EXPRESADAS DE LOS COLUMNISTAS EN LOS ARTÍCULOS Y/O IMPRESOS SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO NECESARIAMENTE DE #ELMEXICANODIARIO Y/O EDITORIAL KINO, S.A. DE C.V.”