Por Hilario Ochoa Movis | miércoles, 13 de enero de 2021

El gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, dijo que Cruz Roja no ha sido humanitaria durante la pandemia, puesto que se ha negado a prestar las ambulancias.


TIJUANA.- El Gobierno del Estado no está de acuerdo en seguir cobrando el donativo, que más bien es un impuesto, de 100 pesos para la Cruz Roja en los trámites de placas y licencias, expresó el gobernador del Estado, ingeniero Jaime Bonilla Valdez.

Al responder a una de las quejas ciudadanas en el sentido de que Cruz Roja está cobrando 500 mil pesos por atender algún paciente con Covid-19, el mandatario estatal, acompañado por el doctor Alonso Pérez Rico, secretario de salud del Estado, reveló que durante la pandemia le han pedido apoyo a esta esta Institución, y esta se ha negado a prestar las ambulancias porque dicen que se contaminan. “No hubo realmente una disposición humanitaria para prestar las unidades”, indicó.

El Ejecutivo Estatal dijo que Cruz Roja debe decirle a los ciudadanos que se trata de un donativo voluntario, y no sea el Estado, porque pareciera que el Estado está coludido con la Institución para realizar el cobro en los trámites de placas y licencias.

“Es un donativo si usted quiere, hay que decirle a la gente. Y nosotros le dijimos a los de Cruz Roja que hagan su tarea; hay que ver cómo se puede levantarse por sí misma. Y no hay ningún problema con que apoyemos, el problema es que Cruz Roja se mantiene como una entidad privada, solamente cuando necesitan dinero vienen con el gobierno. y no se vale que a los ciudadanos no les digamos que se les descuentan 100 pesos, ellos creen que es obligatorio”, externó el gobernador.

“Eso es el gran problema, y ahora nos quieren asustar con ´el petate del muerto´ que quieren cobrar eso (500 mil pesos). Eso es lo que cobran los hospitales privados, dónde está el afán, la disposición de la Cruz Roja”, expresó Bonilla Valdez

Comentó que el Estado quitó la donación a Cruz Roja porque es una donación, se ha usado al Estado, a las instituciones, le gravan un impuesto de 99 pesos o 100 pesos, que es impuesto, porque en la tarjeta de circulación vehicular y licencias, ahí lo cargan.

“El gobierno del estado no está de acuerdo en que se haga automáticamente ese cargo. Parece que el Estado está coludido con la Cruz Roja, Lo que se les dije es que fueran más creativos, que busquen la manera de obtener ingresos mediante rifas, sorteos, promociones, para que salgan adelante”, indicó el mandatario.

Mencionó que anualmente le dando un promedio de 60 millones de pesos a Cruz Roja ( producto de lo que pagan los ciudadanos en placas), era para que no cobraran ningún servicio, pero está cobrando por todos los servicios.