Por Redacción | jueves, 13 de enero de 2022

" Tengo mucho dolor de cabeza constantemente, cansancio, fatiga, enfermedades como la mía, que es artritis reumatoideal, se relacionan con la enfermedad de los implantes mamarios"


Tijuana, B. C.- Giselle Blondet ante una nueva prueba de salud, esta vez se trata de ella, quien se quitará sus implantes mamarios debido que le estaría presentando delicados problemas físicos que la tienen muy preocupada.

A través de sus acostumbradas charlas con sus fans desde su cuenta de Facebook, Gigi, comenzó diciendo lo siguiente:

“En unos días me voy a hacer lo que se llama un ‘explante’... Hace muchos años me puse unos implantes para levantar mis senos, porque después de tres embarazos no estaba muy a gusto como lucían, me dijeron que para poder hacer eso necesitaba hacer: un implante”, relató.

Los implantes mamarios ya sea para reconstrucción o para agrandamiento es algo cada día más común, pero hace unos cuantos años hay una tendencia de quitarlos. Lo hemos visto en casos como el de Carolina Laursen o Vanessa Hauc, entre otras.

“Tengo unos que son texturizados, y que están muy relacionados con lo que se conoce como la enfermedad de los implantes… Tengo mucho dolor de cabeza constantemente, cansancio, fatiga, ya he visto muchos casos donde enfermedades como la mía, que es artritis reumatoideal, se relacionan con la enfermedad de los implantes mamarios”.

Si bien esta es una opción, y no se trata de una emergencia, Giselle da la razón de por qué ahora, a días de haber cumplido sus 58 años, es que toma esta decisión de quitarse los implantes.

“Siendo bien honesta es una operación selectiva. Yo estoy cumpliendo 58 años, y de verdad que no me interesa tener esta operación electiva a los 60 a los 70 años, prefiero hacerlo ahora… Y espero que cuando ya no tenga esos objetos extraños en mi cuerpo, me dejen de doler las manos, mejore mi muñeca”, explicó en el video.

Giselle recurrirá a un doctor especialista en extracción de implantes a quien buscó, estudió y consultó para ponerse en manos del mejor de los profesionales.

Recordemos que el 2021 fue un año muy difícil para Giselle, su hija Andrea estuvo al borde de la muerte, a ella le dio COVID, y se asustó cuando una de sus amigas más queridas, su hija profesional, Alejandra Espinoza fue internada por un supuesto derrame cerebral.