Por Redacción | martes, 23 de febrero de 2021

El presidente de Estados Unidos realizó un homenaje en la Casa Blanca, junto a la primera dama, Jill Biden, y la vicepresidenta Kamala Harris acompañada de su esposo.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que el número de víctimas por la pandemia es "descorazonador" durante su discurso sobre las 500 mil muertes por covid-19, y llamó a la unidad del país para enfrentar la pandemia.

"Yo sé lo que se siente", afirmó Biden en referencia a las numerosas tragedias que ha superado en su vida, en un mensaje solemne en el que reiteró a los estadunidenses que recuerden a los que partieron; pidió que permanezcan vigilantes, que mantengan la distancia social, que usen mascarillas y que se vacunen.

Biden afirmó que el número de vidas perdidas a causa del covid-19 en los Estados Unidos supera el número combinado de muertos de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam.

El mandatario estadunidense dijo que es un "hito verdaderamente sombrío y desgarrador".

Biden instó a los estadunidenses a no volverse "insensibles al dolor" y "ver cada muerte como una estadística", añadiendo que las personas que perdieron la vida por la pandemia fueron gente "extraordinaria".

"Les pido a los estadunidenses que recuerden, que recuerden a los que perdimos y a quienes quedaron atrás", afirmó el mandatario.

Biden también se refirió a la tragedia personal que ha experimentado al perder a su primera esposa y su hija bebé en una colisión automovilística, y luego perder a un hijo adulto por cáncer cerebral.

El mandatario dijo en un mensaje la nación que sabe que es difícil, pero que "para sanar, debemos recordar". Tras el breve discurso, Biden participó en una ceremonia en el jardín de la Casa Blanca, donde se instalaron velas para recordar a los fallecidos.

Junto a su esposa Jill y de la vicepresidenta Kamala Harris y su marido Doug Emhoff guardaron un minuto de silencio y antes de volver a entrar en la Casa Blanca Biden se persignó. Minutos antes, marcando el atardecer, las banderas de todos los edificios federales, incluyendo las embajadas, fueron puestas a media asta.

Estados Unidos es el país más afectado del mundo en términos absolutos por el coronavirus, con 28 millones de contagios y medio millón de muertos. En su mensaje, Biden urgió a los estadounidenses a recordar a los fallecidos pero también a mostrar determinación. "Como nación, no podemos y no debemos dejar que esto siga", dijo.

"Tenemos que terminar con las políticas y con la desinformación que ha dividido familias y comunidades. Debemos luchar contra esto juntos, como si fuéramos uno, como los Estados Unidos de América", afirmó.

-Milenio