Por Redacción | martes, 12 de enero de 2021

Tijuana...


No mentir, no robar y no traicionar, es la base fundamental de la ética que promueve la 4T y el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, en algunas de estas ocasiones se ha visto que varios funcionarios de gobierno o aquellos allegados no logran entender y mucho menos promover.

Un claro ejemplo de ello es la Alcaldesa de Tecate, Zulema Adams quien fue denunciada esta semana por parte de la Secretaria de Honestidad y Función Pública, Vicenta Espinosa, quien acudió este lunes a las oficinas de la Fiscalía del Estado para presentar la querella formal en contra de la Presidenta Municipal del Pueblo Mágico.

Ante los medios de comunicación presentes, Espinosa junto al Director de la CESPTE Darío Benítez, expusieron las pruebas detectadas en el Ayuntamiento de Tecate donde se realiza un robo descarado de agua, la misma que nos cortan a todos si de repente se nos atraviesa un imprevisto y no podemos pagar.

De acuerdo con las autoridades, en el Ayuntamiento se descubrió una toma clandestina de agua, específicamente en una caseta de la policía municipal en el Fraccionamiento Santa Anita, siendo el responsable legal de ello la Alcaldesa del mismo municipio.

En repetidas ocasiones la alcaldesa ha buscado defender lo indefendible, argumentando que es objeto de una campaña sistemática en su contra, lo curioso es que eso no explica cómo es que ella siendo la jefa del gobierno municipal no sabe de las tropelías que algunos de sus elementos comete a ojos de cualquiera.

Luego de la ilegalidad detectada con toda desfachatez, es importante preguntarse, qué otras ilegalidades cometen los señores integrantes de la policía municipal con o sin el conocimiento de la alcaldesa y si bien la señora Adams no puede estar vigilando las 24 horas lo que hacen los uniformados, para eso existe la estructura de gobierno, pues si no es capaz de mantener a raya a sus muchachos, en algo tan obvio como es el robo del agua, menos existirán garantías en su actuar diario, con los ciudadanos de a pie.

Cabe señalar que ésta no es la primer denuncia que recae sobre Adams, el año pasado ya se vio como estuvo a punto de ser detenida por negarse a cumplir con las responsabilidades del gobierno, luego de que por mandato judicial se le ordenara el pago de una deuda millonaria por parte del municipio.

Posteriormente, los burócratas del pueblo mágico también hicieron lo propio al señalar que se estaba utilizando el dinero de los sindicalizados de manera ilegal, responsabilizando directamente a la Alcaldesa Zulema Adams, por lo que seguramente las denuncias en contra de su mal gobierno continuarán.

Otro que también dio de qué hablar, en esto de no ser un sinónimo de la filosofía de la 4T es un colaborador del Diputado Federal por el PES, Héctor Cruz Aparicio y si bien el Legislador puede argumentar que nada tiene que ver con la 4T, lo cierto es que fue gracias a Morena que hoy en día Cruz Aparicio posee una dieta envidiable por ir a levantar la mano a su curul en San Lázaro.

Y es que el abogado Álvaro González, quien se ubica como socio y colaborador de Héctor Cruz, presumió a través de sus redes sociales la vida de lujos y excesos que se puede dar haciendo negocios de la mano del legislador federal.

Fue a través de un video en Cancún, donde se aprecia a González presumir un costoso reloj Rolex mientras decía “los pobres no pueden entrar donde están los ricos, está es la 4T”, esto, mientras disfrutaba de la zona VIP del hotel Coraline, uno de los más lujosos en Playa del Carmen en Quintana Roo.

Luego de hacer un paneo de la zona donde se encontraba, el socio de Héctor Cruz espetó “esto es fiesta pobres”, mientras hacía algarabía de su derroche, no obstante, resalta la duda sobre si este es el tipo de personas de las que procura rodearse un legislador que pidió el voto a las clases más vulnerables bajo el argumento de que con él las cosas serían diferentes en el gobierno.

Y si bien, poseer un Rolex es un lujo que quizá varios puedan darse, los pocos que conocen a Álvaro González recuerdan que el abogado litigante antes de convertirse en “consultor político de la 4T”, era costumbre verlo rasguñar la cartera para acabar la quincena y buscando algún cliente incauto que le “ayudara para los gastos”, pues no traía gasolina en el tanque de gasolina.

Muy seguramente el abogado debe compartir la receta de su éxito a su socio el Diputado Federal Héctor Cruz, pues se dice que también le gusta darse la buena vida, misma que solo tuvo acceso a ella después de hacerse diputado, pues antes de ello también se le recuerda como un abogado “chinchulín” que batallaba para terminar el mes sin pedir prestado dinero.

HÉCTOR CRUZ… Se rodea de personas que presumen lujos mientras se burlan de la gente pobre.