Por Braulio Serrano Ruíz | miércoles, 13 de enero de 2021

Tijuana...


Dicen que cuando existe una unión entre parejas, el lado dominado comienza a adoptar hábitos del dominante, incluidas las malas costumbres, en el amasiato político que signaron el PAN y el PRI (junto con el PRD), tal parece que sucede lo mismo y es que si bien el PAN pudiese tener muchos defectos, una de las características que siempre trataron de defender fue el de las elecciones de candidatos de manera democrática.

Con la llegada del PRI a las oficinas del PAN, tal parece que la democracia se diluyó olvidando al buen Gómez Morín, pues entre los mismos panistas se ha criticado mucho la intentona del dirigente estatal, Enrique “Kiki” Méndez, de querer abolir las convenciones municipales para que así la selección de candidatos sea únicamente por “dedazo”, tal y como siempre ha sido en el PRI.

Méndez Juárez, al más puro estilo del PRI, pretende designar como candidatos únicamente a personas leales a sus huestes, tal es el caso de Gina Arana (¿o araña?), quien desde hace años es identificada por tener una amistad estrechamente íntima con Kiki Méndez, cosa que parece no molestarle a su esposo de nombre Agustín González, quien por cierto también parece que será beneficiado por las candidaturas (seguro por eso es que prefiere mirar a otra parte).

Otra de las beneficiadas del tío Kikilukas es María Luisa Sánchez, quien hoy por hoy es de las más repudiadas al interior del panismo, sin embargo, aplicando la misma táctica que araña, Sánchez ha buscado estar lo más cerca posible de Antonio Valladolid para tener la protección de su regazo político mismo que ahora comparte también con Kiki Méndez, los panistas Arana, Sánchez y González parece que no tienen un pelo de vergüenza y luego de que han sido repudiados en las urnas y al interior del panismo, se valen de los vínculos íntimos con Méndez para salir a tomarse una fotografía con una playera que dice “VamosPorMás”, seguro con ese cinismo llegarán lejos.

Otro de los que también ha sido duramente criticado por los panistas es Gerardo “la Jitomata” Álvarez, quien parece tampoco hartase de llenar sus bolsillos y luego de que no logró reventar el frente opositor, ahora busca, mediante dedazo de Kiki Méndez, hacerse candidato a diputado local, como si durante los tres años que ya lo fue hubiese entregado alguna especie de resultado.

Al interior del PAN muchos se preguntan cómo es que la Jitomata logrará sortear las nuevas leyes y reglamentos que impiden que las personas acusadas de violencia doméstica y de género puedan ser candidatos, para nadie es un secreto que hace algunos años cuando Álvarez ventiló su vida privada en redes sociales, su señora esposa salió a exhibir las distintas formas de violencia de la que fue objeto mientras Gerardo Álvarez era diputado, cosas como agresiones y olvidarse de sus hijos y no pagar la pensión, fueron de las cosas que se ventilaron, asunto que causó mucha indignación en el círculo rojo.

Por otra parte, se comenta que algo que interesa mucho a quienes están pendientes de la política local es cómo van a quedar distribuidas las candidaturas por las cinco presidencias municipales que estarán en disputa en las elecciones del 6 de junio, por lo que seguramente causará revuelo la resolución al respecto del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC).

Y es relevante después de que evidenciaran al delegado en funciones del presidente del Partido MORENA en Baja California, ISMAEL BURGUEÑO RUIZ, que intentó imponer sus propios criterios de género en un documento enviado al IEEBC, y que el representante morenista ante el Consejo General, HIPÓLITO SÁNCHEZ, desmintió señalando el acto del dirigente por carecer de validez jurídica.

Lo que estableció la Comisión de Igualdad Sustantiva y No Discriminación del órgano legislativo es que los partidos deberán dividir a los cinco ayuntamientos en disputa en un “bloque alto” y un “bloque bajo”, el primero compuesto por Tijuana, Mexicali y Ensenada y el segundo por Tecate y Playas de Rosarito.

En el primer bloque, considerado algo por contar con mayor cantidad de electores, se deberán postular a dos mujeres y un hombre, mientras que en los dos municipios más bajos los partidos y alianzas de partidos deberán incluir a una mujer y a un hombre de forma equitativa.

Eso ya permite tener una perspectiva un poco más clara de lo que los partidos y coaliciones decidirán a la hora de registrar a sus candidatos ante el Consejo General del IEEBC, ya que se sabe que hay intención de que ARMANDO AYALA ROBLES sea re electo como alcalde de Ensenada, por lo que el Partido MORENA deberá postular a mujeres en Tijuana y Mexicali.

Siguiendo con el Partido MORENA, en el “bloque bajo” se podría permitir la re elección de ARACELI BROWN FIGUEREDO sea re electa como presidenta municipal de Playas de Rosarito, dejando a un hombre la candidatura en Tecate, misma que podría corresponder a RAFAEL LEYVA.

Los dirigentes de partido y sus colaboradores no solo deberán estar atentos al género para respetar los términos del dictamen electoral, ya que se contemplan otras “cuotas” como las de personas con discapacidad, indígenas, personas de la diversidad sexual y los jóvenes, ya que todos esos grupos deberán tener un espacio a la hora de armar la lista de candidatos que se verán las caras en la próximas elecciones.

GERARDO ÁLVAREZ… Acusado de violencia doméstica y de género, busca ser diputado por el PAN.