Por Arlene Moreno | miércoles, 21 de julio de 2021

Este miércoles se retiraron los primeros atletas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras dar positivo al COVID-19. Guinea tomó la determinación de no participar en el evento


REDACCIÓN.- Este miércoles se presentaron los primeros casos de deportistas que tuvieron que retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 luego de haber dado positivo a COVID-19.

Uno de los primeros casos fue el de la chilena Fernanda Aguirre, de la disciplina de Taekwondo, quien no podrá competir en la justa de verano tras haber dado positivo a coronavirus a su llegada a Japón, según informó el Comité Olímpico de Chile.

Aguirre, bronce en los Juegos Panamericanos de 2019, llegó procedente de Uzbekistán, donde realizó su preparación, con las pruebas negativas de PCR pero el positivo en suelo nipón la mandó a las instalaciones sanitarias y no a la Villa Olímpica, donde permanecerá en cuarentena 10 días.

Además de Aguirre también se quedaron sin posibilidad de competir Candy Jacobs, representante de Países Bajos en la disciplina de skateboarding; Pavel Sirucek, de República Checa y la disciplina de tenis de mesa, así como la tiradora británica Amber Hill, número uno del mundo en skeet femenino.

Así mismo se anunció este miércoles que Guinea tomó la determinación de no asistir a los Juegos Olímpicos como medida de protección para sus deportistas. El país africano se une a Corea del Norte, que desde abril había dado a conocer su retirada del evento debido al COVID-19.