Editorial

PERSPECTIVA NORMA BUSTAMANTE

Por Redacción | lunes, 4 de diciembre de 2023

EMX-PERSPECTIVA NORMA BUSTAMANTE

NO LO PERMITIREMOS


La lucha de las mujeres por conseguir condiciones de igualdad en el mundo es larga y difícil, y digo es, en tiempo presente, porque pareciera que el objetivo se ha logrado, pero no es así. La lucha sigue, abierta o soterrada, las mujeres siguen enfrentando día a día situaciones difíciles de injusticia e inequidad. Las resistencias para la incorporación de la mujer a la vida pública se dieron en nuestro país como en muchas partes del mundo, aunque aquí empezamos tarde. Apenas en 1952 la mujer conquista el derecho a votar. En ese año, nuestro país contaba con 30 millones de habitantes y la esperanza de vida para las mujeres era de 52 años.

Si bien el derecho al voto marca un hito en la historia de la libertad femenina en México, hay antes una larga historia de lucha de mujeres que sostuvieron desde la Independencia y luego en la Revolución para dibujarse de otra manera en el entorno social de nuestro país. Pueden citarse varios ejemplos, la marcha realizada el 11 de septiembre de 1910 en protesta por el régimen de Porfirio Díaz, encabezada por las “Las hijas de Cuauhtémoc” y otros clubes feministas y la petición de más de mil mujeres solicitando la renuncia de Díaz. Estos grupos hicieron importantes demandas políticas y los líderes nacionales no dejaron de tomarlas en cuenta. Desde esos años, las mujeres solicitaban el sufragio femenino, y de manera precisa varios centenares de mujeres en 1911, enviaron un documento al presidente interino De la Barra reclamando el voto. 

Otras organizaciones pedían cambios también, La Liga femenina Cuauhtémoc buscaba la plena emancipación de la mujer en su “ lucha económica, física, intelectual y moral.” Así lo decían. Sus actividades eran combatidas con violencia, el 5 de junio de 1911, durante una marcha en el barrio de Santa Julia en la ciudad de México, fueron reprimidas y nueve mujeres perdieron la vida.

Muy memorable fue que febrero de 1916 se realizó en Mérida el primer Congreso Feminista, es de reconocer que este Congreso fue convocado por el gobernador del estado de Yucatán, Salvador Alvarado que afirmó en la convocatoria que “Es un error social educar a la mujer para una sociedad que ya no existe, la vida exige su concurso en la mayoría de las actividades humanas. Para formar generaciones libres y fuertes es necesario que la mujer obtenga un estado jurídico que la enlaltezca y una educación que le permita vivir con independencia. El medio más eficaz para conseguir estos ideales es concurriendo ella misma con su iniciativa y energía a reclamar sus derechos” 

Sin lugar a dudas esto fue el inicio formal de la lucha feminista en Mèxico, acudieron 617 delegadas de todo el país, por primera vez las mujeres mexicanas se expresaron de manera organizada y exigieron sus derecho a la igualdad y a una ciudadanía plena que les permitiera junto con los varones construir una sociedad más justa y realmente fueron visionarias cuando declararon en sus conclusiones “ La mujer del porvenir está facultada para desempeñar cualquier cargo público porque no habiendo diferencia alguna entre su estado intelectual y el del hombre, es tan capaz como éste, para dirigir la sociedad “

A más de un siglo de distancia, la participación femenina en todos los órdenes de la vida nacional se ha acelerado de forma notable, sin embargo permanecen aún muchos prejuicios contra las mujeres y no puede aun decirse que se ha salido de la marginación. Hay enormes injusticias, algunas evidentes y visibles, otras no. El esfuerzo debe continuar porque debe entenderse que las demandas de las mujeres no están ceñidas a la búsqueda exclusiva de mejorar la situación del sexo femenino al combatir el modelo patriarcal, sino que contiene una visión total para incidir y mejorar las condiciones sociales de toda la sociedad.

Los derechos políticos de las mujeres siguen estando en riesgo, en estos tiempos de cambios, hoy más que nunca la lucha feminista está presente, y recordando las palabras del gobernador Salvador Alvarado cuando decía que “es un error educar a la mujer para una sociedad que ya no existe, ahora las mujeres afirmamos que es un error pensar en retroceder porque esa sociedad del pasado que todavía algunos añoran, ya no existe y no existirá más, las mujeres no lo permitiremos.

viveleyendo.normabustamante@gmail.com


EMX-Publicidad
EMX-Publicidad