Por Redacción | jueves, 10 de junio de 2021

El ciclo de producción anual de esta planta registra mayores índices entre enero y mayo, con hectáreas aumentadas en febrero, marzo y abril


El cultivo de amapola en México disminuyó por tercer año consecutivo en 2020 y con ello, la producción potencial de heroína, lo cual significó índices más bajos desde 2014.

De acuerdo con datos de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos, el año pasado se contabilizaron 23 mil 200 hectáreas (ha) de esta planta, respecto a 30 mil 400 ha de 2019. Es decir que la siembra registró un decremento de 24 por ciento.

La dependencia norteamericana presentó sus resultados más recientes del informe “Cultivo de amapola mexicana y producción de heroína”. Anualmente, el gobierno de EEUU registra cantidades producidas de la llamada flor roja.

“La Administración Biden-Harris se basará en este progreso invirtiendo cantidades históricas en estrategias de salud pública en casa para reducir el uso y la demanda de drogas. Trabajando con México, esperamos construir este éxito para abordar la producción y el tráfico de fentanilo, análogos de fentanilo y metanfetamina “, declaró la directora interina de Política Nacional de Control de Drogas, Regina LaBelle.

En esta ocasión se ha consignado que en todo México, la siembra cayó un 47% desde un récord de 2017.

(Foto: NATIONAL DRUG CONTROL POLICY)

“De manera similar, la producción pura potencial disminuyó en un 24 por ciento, de 78 toneladas métricas en 2019 a 59 toneladas métricas en 2020″, destacó el reporte.

Según informes de la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia, datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) arrojan que, entre 2003 y 2019, hubo erradicación de plantíos de amapola en 835 de los 2,465 municipios del país. Pero esas destrucciones son heterogéneas, según la organización.

“Mientras que en algunos municipios se reportan superficies que superan las 20,000 hectáreas erradicadas en 17 años (Guadalupe y Calvo, Tamazula, General Heliodoro Castillo, Badiraguato y Ayutla de los Libres), en otros 253 sólo se tiene registro de destrucciones inferiores a una hectárea durante todo el periodo”, destacó MUCD en una presentación del 10 de marzo pasado.

El ciclo de producción anual de esta planta registra mayores índices entre enero y mayo, con hectáreas aumentadas en febrero, marzo y abril, según reportes de la Sedena.

Algunas zonas de mayor concentración se localizan en Culiacán, Sinaloa; San Pedro Quiatoni, Oaxaca; pasando por la región del Nayar, Nayarit; y Leonardo Bravo, Guerrero.

Municipios amapoleros en México (Foto: México Unido contra la Delincuencia)

“La disminución sostenida del cultivo de amapola y la producción potencial de heroína subraya la importancia de mantener una cooperación sólida entre Estados Unidos y México en materia de política de drogas”, agregó Regina LaBelle.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ha identificado el trastorno por uso de sustancias como una prioridad de salud pública en México y ha enfatizado la necesidad de programas sociales que mejoren el acceso al tratamiento y la prevención, según reconoció el gobierno de EEUU.

Con ello apuntaron a medidas de desarrollo alternativo para brindar otras oportunidades a los agricultores y ya no dependan del cultivo de amapola.

Sobre la cooperación de seguridad bilateral, la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas destacó que ambos países han comenzado un proceso de revisión para encaminar esfuerzos efectivos que lleven a reducir la violencia, atacar las redes financieras ilícitas y combatir el modelo de negocio criminal de las redes de tráfico de droga.

“En sus prioridades de política de drogas del primer año, la Administración Biden-Harris describió una estrategia que incluye ampliar el acceso a los servicios de prevención, tratamiento, reducción de daños y apoyo a la recuperación para frenar la epidemia de sobredosis.

“La solicitud de presupuesto del presidente para el año fiscal 22 exige 10.7 mil millones de dólares para apoyar la investigación, la prevención, el tratamiento, la reducción de daños y los servicios de apoyo a la recuperación, con inversiones específicas para satisfacer las necesidades de las poblaciones con mayor riesgo de sobredosis y trastornos por uso de sustancias. El presupuesto también incluye importantes inversiones para reducir la oferta de sustancias ilícitas”, destacó el comunicado.

En lo que va de 2021, las Fuerzas Armadas han decomisado poco más de 76 toneladas de narcóticos en el país, de los cuales, 14 mil 333 kilogramos fueron incautados entre el 21 de abril y el 20 de mayo de este año.

De acuerdo con un reporte presentado por Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Sedena, el Estado mexicano también desplegó a 6 mil 859 efectivos para erradicar 5 mil 663 hectáreas de amapola y 375 de marihuana.

Hasta el 20 de mayo, las autoridades incautaron 44 mil 57 kilos de marihuana, de los cuales 9,993 fueron desde el 21 de abril. En segunda posición de cantidades aseguradas están las metanfetaminas, que representan 24 mil 311 kilogramos, tan solo dos mil 405 en el último mes.

En cuanto a cocaína, se han incautado 7 mil 353 kilogramos, 1.8 toneladas también desde el 21 de abril. Hasta la fecha, las FFAA decomisaron 822 kg de fentanilo, 107 de ellos desde el pasado mes. Y apenas se han obtenido 187 kilogramos de heroína en las acciones de combate al narcotráfico.

-Infobae