Por Redacción | jueves, 12 de mayo de 2022

Lo que empezó con sólo una pareja de ajolotes hoy contabiliza alrededor de 2 mil ejemplares, mismos que destacan por su color, variedad y tamaño


Desde hace seis años, la casa de Néstor se convirtió en uno de los santuarios más importantes de Hidalgo para la conservación de ajolotes.

Lo que empezó con sólo una pareja de ajolotes hoy contabiliza alrededor de 2 mil ejemplares, mismos que destacan por su color, variedad y tamaño.

“En México tenemos 17 especies, pueden vivir de 15 a 20 años; hay ejemplares que se ha documentado que viven hasta 30, entonces sí es un ejemplar longevo”, comentó Néstor, dueño del criadero.

-Excelsior