Por Bernardo Peñuelas Alarid | jueves, 13 de enero de 2022

El niño agraviado fue puesto a disposición de DIF estatal


ENSENADA.- Personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, adscritos a la Unidad de Atención a Víctimas (UNAVI) intervinieron en un probable caso de omisión de cuidados en agravio a un menor de edad, en la colonia Indeco Lomitas II, derivado de la oportuna atención a un reporte ciudadano.

El encargado de departamento de la UNAVI, Daniel Ortiz Ramos dio a conocer que, se trata de un menor de 3 años de edad, quien estaría a cargo de su consanguínea.

Datos del informe indicaron que agentes recibieron reporte de C-4, donde se informaba de un menor de edad pediátrica extraviado, en la calle Sauce y calle Alhelies, donde se encontraba el reportante para hacer entrega del menor a las autoridades.

Por tal motivo, se abocó la unidad, donde al arribar se entrevistaron con el reportante quien manifestó que, al salir al patio de su domicilio, visualizó al menor de edad, de sexo masculino, el cual se encontraba en ropa de dormir asustado y temeroso sin observar a ningún familiar o persona alguna en la vía pública.

Por tal motivo, el reportante decidió cuidarlo y solicitó auxilio al 911, derivado de que habían pasado más de 15 minutos en espera, sin que nadie pasara a buscar al menor, mencionando que iba acompañado de un canino.

De igual manera, el masculino les explicó a los oficiales por donde había visto llegar al menor, por lo que los suscritos procedieron a buscar la casa en donde vivía el niño.

Al llegar a uno de los domicilios se entrevistaron con una fémina, a la cual le mostraron una foto del menor, mencionando que era hijo de una hermana suya y que lo estaba cuidando, manifestando que lo había sacado al patio a jugar y que ella se introdujo al domicilio dejando al menor solo.

Los agentes se percataron que el predio no estaba debidamente delimitado y se encontraba en desnivel, por lo que era probable que el menor hubiera tenido que subir varios escalones sin barandal para poder llegar a la vía pública.

Al no mostrar interés alguno sobre el cuidado del niño, el cual presentaba una laceración de días en el rostro a la altura del ojo derecho, fue trasladado el menor a las instalaciones de la Subestación del Sector Sur.

En las instalaciones de la estación fue certificado por el médico en turno para posteriormente ser presentado ante el Juez Calificador, quien determinó la puesta a disposición de la procuraduría del DIF estatal para la defensa del Menor y la Familia.

Ortiz Ramos reiteró el exhorto a la ciudadanía a reportar inmediatamente cualquier posible caso de omisión, maltrato o abandono de personas en vulnerabilidad a la línea de emergencia 911, o a la de denuncia anónima 089.