Por Noé Chávez Ceja | miércoles, 19 de enero de 2022

Uno de ellos privó de la libertad a la ofendida; entre los detenidos, se encuentra la madre de una de las agraviadas.


TIJUANA.- Cuatro personas acusadas de cometer delitos sexuales, recibieron sentencias condenatorias con base a las pruebas presentadas ante el juez penal por agentes del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Esta corporación policial tiene como uno de los ejes primordiales, y en los que ha puesto especial atención, persecución de delitos cometidos en contra de menores de edad y mujeres, creando y desarrollando programas de protección y atención para víctimas de este delito.

En uno de los casos, Juan Carlos Aguirre Vela y Alma Herrera Zarate fueron encontrados culpables de los delitos de violación equiparada y abuso sexual agravado, cometido en contra de una niña de ocho años de edad, por lo que el juez determinó 24 años y nueve meses en prisión para el masculino; mientras que la mujer pasará 19 años y 6 meses, e impuso una multa por reparación del daño y el pago por concepto de terapias psicológicas a favor de la víctima.

Durante la investigación se comprobó que los hechos ocurrieron la noche del pasado 4 de mayo del 2013, cuando en se encontraban los tres sentados en un sillón de la sala, en el domicilio en donde vivían, lugar en que Juan Carlos agredió sexualmente a la menor mientras que la madre, además de observar la escena, participó sujetando de los hombros a su hija para que su pareja sentimental cometiera el abuso.

Después de los hechos, el sentenciado amenazó a la pequeña con la intención de que no comentará nada de lo que había sucedido, porque de lo contrario meterían a la cárcel a su mamá.

En un segundo caso, Juan Carlos Vela Ramírez fue acusado de sostener copula con una joven de 14 años quien, debido a que es menor de edad, no tenía la capacidad para conducirse voluntariamente en este ámbito. El incidente se registró el 13 de enero de 2016, en un domicilio ubicado en calle Agustín Pérez Rivero de la colonia Lázaro Cárdenas, y derivó en una sentencia de 14 de años de prisión, además deberá pagar por la reparación del daño.

El último caso refiere a Gabriel Medina Flores a “El Droppy”, quien fue hallado culpable y fue sentenciado a 9 años y 3 meses de prisión, ya que desde el 29 de mayo al 6 de junio del 2015, mantuvo privada de su libertad a una mujer en un domicilio ubicado en un cañón, exactamente en calle Tamaral, sin que existiera causa justificada para la privación de la libertad.

El hecho anterior fue ejecutado por medio de violencia física y moral, ya que golpeó a la víctima en repetidas ocasiones y la amenazó de muerte. Durante ese tiempo, obligó a la citada ofendida a mantener relaciones sexuales con él, en contra de su voluntad, utilizando para tal efecto la violencia física y moral.

Con la celebración de las audiencias, la Fiscalía General del Estado (FGE) reafirma el compromiso de dejar en prisión a los acusados de cometer delitos sexuales en contra de menores y mujeres, reafirmó la autoridad estatal.