Por Redacción | viernes, 1 de octubre de 2021

Por Víctor Lagunas Peñaloza.


Hace unos días, hice pública mi decisión de presentar junto a mi equipo legal MRB Group Defensa & Estrategia alegal, una denuncia en contra del jefe de escolta de Arturo González Cruz y de quienes resulten responsables por el delito de amenaza.

Como bien saben, el día miércoles por la madrugada, me enfrenté cara a cara con el peor alcalde que ha tenido Tijuana y como los hombres, le dije de frente que le reitero lo que le dije el primer día que entró a gobernar, que era un corrupto y que sus acciones así lo han de mostrado.

Desde el ciudadano más humilde hasta el tijuanense de más alto renombre, saben perfectamente que lo que se vio la madrugada el miércoles, cuando González entró a las 3:00 am a palacio municipal como los delincuentes, son sólo las acciones que de una persona que quiere afectar a Tijuana hasta el último segundo de su mandato.

Así como vimos al ejército mexicano cubriéndole las espaldas a este político corrupto, ojalá así estuvieran luchando contra la delincuencia en las colonias que son azotadas todos los días en Tijuana.

No me arrepiento de haberle dicho en su cara a Arturo, lo que miles de personas piensan de él y no me hago la víctima al presentar esta denuncia, pues estoy en todo mi derecho. No cometeré el mismo error de Mariano Soto, y no permitiré que todo se quede en videos de redes sociales y notas periodísticas. Estoy seguro que si él hubiera interpuesto una denuncia penal en contra de las personas que lo amenazaron, posiblemente hoy estaría con vida.

A las personas que me apoyaron y a los directivos de medios de comunicación que me arroparon al dar a conocer mi versión de los hechos, les agradezco desde el fondo de mi corazón.

No permitiremos que se trate de frenar la libertad de expresión y siempre informaremos y transparentaremos las cosas raras que otros quieren esconder.

Como les dije desde el principio, no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla, y a Arturo ya se le acabó el mandato.