Por Redacción | miércoles, 21 de julio de 2021

Aseguraron que los inspectores de Vialidad y Transporte del municipio gastan sueldos y gasolina cuando su función ahora es exclusividad de la Secretaría de Movilidad estatal


TIJUANA.- El Frente Metropolitano del Transporte de Tijuana ofreció una conferencia de prensa. El acto, dentro del restaurante La Diferencia, sirvió para denunciar una supuesta usurpación de funciones que de la dirección municipal del transporte en la alcaldía cuya operación pasó oficialmente al Gobierno del Estado (IMOS).

De acuerdo con el dirigente Baltazar Gómez Ruiz, secretario general de la CTM en Tijuana, los inspectores de Vialidad y Transporte del municipio gastan sueldos y gasolina cuando su función ahora es exclusividad de la Secretaría de Movilidad del gobierno de Jaime Bonilla Valdez.

Exigió a la administración de la presidenta municipal de Tijuana, Karla Patricia Ruiz Macfarland, retirar a los inspectores “de una vez y para siempre” porque “ahora sólo se dedican a detener a las unidades de transporte para al final de sus supuestas inspecciones exigirles un cobro de 300 a 500 pesos, una situación que ya es in sostenible”.

“Por este medio queremos decir que se acordó que ya la Dirección de Transporte Municipal de Tijuana iba a dejar de infraccionar, iba a dejar de sancionar al transporte público de Tijuana", dijo Gómez Ruiz, advirtiendo que el dirigente de los transportistas del sindicato Nueva Tijuana, Juan Manuel Zavala, no los representa y “por algún acuerdo que desconocemos lo protegen dentro del municipio, y lo validan como una voz que habla y acuerda a nombre de los transportistas, y eso no es así”.

Finalmente, choferes, taxistas y otros trabajadores del transporte concesionado adelantaron que la ciudad ya no tendrá el “grave problema” de saturación vial en las calles de la Zona Centro, pues se implementará un programa propuesto a la alcaldesa con el que se buscará eliminar la circulación de tantos taxis y camiones del servicio público.