Por Redacción | miércoles, 19 de enero de 2022

Se podrán recoger en farmacias y centros de salud comunitarios de todo el país, en la mayor distribución federal desde que comenzó la pandemia


El gobierno de Joe Biden comenzará a poner a disposición de los estadounidenses 400 millones de mascarillas N95 de forma gratuita a partir de la próxima semana, ahora que los funcionarios federales están haciendo hincapié en su mejor protección contra la variante Ómicron del COVID-19 frente a las mascarillas de tela.

La Casa Blanca anunció el miércoles que los tapabocas procederán de la Reserva Nacional Estratégica del Gobierno, que cuenta con más de 750 millones de estas mascarillas de alta protección. Las unidades se podrán recoger en farmacias y centros de salud comunitarios de todo el país. Comenzarán a enviarse esta semana para su distribución a partir de finales de la semana que viene, dijo la Casa Blanca.

Esta será la mayor distribución de máscaras gratuitas por parte del gobierno federal al público desde que comenzó la pandemia de COVID-19. A principios de 2020, la administración del entonces presidente Donald Trump consideró y luego archivó los planes de enviar máscaras a todos los estadounidenses en sus hogares. El presidente Joe Biden adoptó la iniciativa después de enfrentarse este mes a las crecientes críticas por la inaccesibilidad -tanto en el suministro como en el coste- de las mascarillas N95 mientras la variante Ómicron altamente transmisible se extendía por todo el país.

Después de enfrentarse a críticas similares por la escasez invernal de kits de pruebas caseras de COVID-19, Biden lanzó esta semana un sitio web para que los estadounidenses pidan cuatro pruebas rápidas que se enviarán a sus hogares de forma gratuita, y las primeras pruebas se enviarán a finales de este mes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizaron el viernes sus orientaciones sobre los protectores faciales para indicar con mayor claridad que las mascarillas N95 y KN95 correctamente ajustadas ofrecen la mayor protección contra el COVID-19. Aun así, no recomendó formalmente las N95 frente a las mascarillas de tela.

La mejor mascarilla “es la que se lleva puesta y la que se puede tener puesta todo el día, la que se puede tolerar en entornos públicos interiores”, dijo la semana pasada la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC.

No se dispone de detalles sobre los detalles del programa, como el tipo de mascarillas que se proporcionarán, si habrá mascarillas de tamaño infantil y si las mascarillas podrán volver a utilizarse. La Casa Blanca dijo que “para garantizar un amplio acceso a todos los estadounidenses, habrá tres mascarillas disponibles por persona”.

Las mascarillas N95 o KN95 están más disponibles ahora que en cualquier otro momento de la pandemia, aunque suelen ser más costosas que las mascarillas quirúrgicas de menor protección o las de tela.

-Infobae (Con información de AP)