Por Redacción | miércoles, 13 de octubre de 2021

Habitantes del poblado Los Sandovales fueron evacuados y trasladados a los albergues habilitados por la presidencia municipal como medida preventiva para evitar cualquier contingencia.


Debido a las inundaciones provocadas por la depresión tropical Pamela en el norte del estado de Nayarit, la Secretaría de Educación Pública estatal determinó suspender las clases presenciales en ocho municipios.

La autoridad educativa informó que hasta nuevo aviso se reincorporarán estudiantes de nivel básico en los municipios de San Blas, Santiago Ixcuintla, Acaponeta, Rosamorada, Tuxpan, Tecuala, Huajjcori y Ruiz.

El desbordamiento del Río Acaponeta provocó el cierre de circulación de la autopista Tepic-Mazatlán e inundaciones en poblados de los municipios de Acaponeta y Tecuala en los límites entre Nayarity Sinaloa, el cual fue provocado por la lluvias de la depresión tropical Pamela, de acuerdo con reportes oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

El secretario de la dependencia, Jorge Benito Rodríguez, informó que debido a las fuertes lluvias que se han presentado en las últimas horas aumentaron los niveles de los caudales principalmente del Río Acaponeta provocando su desbordamiento.

Habitantes del poblado Los Sandovales fueron evacuados y trasladados a los albergues habilitados por la presidencia municipal como medida preventiva para evitar cualquier contingencia.

Además, se reportan inundaciones en zonas de cultivos y viviendas del municipio de Acaponeta y Tecuala.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal informó además que se trabaja en la búsqueda y rescate por personal de Policía Estatal, Protección Ciudadana y Bomberos, del director de Seguridad Pública de Tecuala, dos elementos de policía y un civil, mismo que quedaron atrapados mientras realizaban labores para evacuar a pobladores de la zona.

El gobierno estatal informó que también el municipio de Huajicori reporta inundaciones en calles y poblados.

Por el momento, continúan los operativos de vigilancia de elementos estatales y del Ejército ante el aumento de niveles de los caudales en la zona norte de Nayarit.

-MILENIO-