Por Ana Lilia Ramírez | lunes, 29 de noviembre de 2021

Será exclusiva para mujeres y menores de 12 años


TIJUANA.- Arrancó la ruta de transporte violeta que será exclusiva para mujeres y menores de 12 años, misma que operará de manera gratuita desde la zona Centro hacia la Presa en Tijuana así lo anunció la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda en él evento de apertura.

“Estamos poniendo en marcha este nuevo proyecto de movilidad el cual hemos llamado transporte violeta. Con estos nuevos camiones, en los que sólo podremos transportarnos mujeres con nuestros hijos e hijas, prevenimos cualquier acto que pueda afectar nuestra integridad y nuestro bienestar”, destacó la mandataria estatal.

Para el proyecto de transporte violeta, fueron presupuestados 71 millones de pesos en el ejercicio fiscal del 2022, con el objetivo de extender el programa a todas las ciudades de Baja California.

En esta primera etapa que arrancó en Tijuana, serán dos camiones “violeta” los que operarán en Tijuana y aumentará hasta llegar a 10 de camiones para tener una frecuencia de paso de camiones cada 20 minutos.

Recorrerá 22 kilómetros con dos terminales en la en la avenida Constitución, entre la calle Cuarta y Quinta, en la Zona Centro hasta llegar al jardín de niños Josefa Ortiz de Domínguez en La Presa Este, el horario es de 06:00 a 22:00 horas todos los días de la semana, la empresa operadora es línea de transporte urbanos y suburbanos de Baja California S.A. de C.V., conocida como la línea Verde y Crema.

Las unidades tienen una capacidad para trasladar a 38 personas.

La ruta exclusiva para mujeres pretende que se trasladen de manera segura las mujeres y madres con sus hijos y es que el principal problema que enfrenta este grupo vulnerable es el constante acoso que reciben al momento de trasladarse en camiones y taxis públicos, problemática que es de dominio público.

La gobernadora Marina del Pilar Ávila señaló que se creó el transporte violeta para evitar las agresiones en contra de las mujeres y menores.

“En nuestro día a día, tenemos que transportar a nuestras hijas, nuestros hijos, a nuestros padres, a nuestras madres, ya sea a l escuela, los centros de salud, a las prácticas o si tenemos que ir a trabajar, pero lo queremos hacer sin miedo a una agresión por muestran condición y por nuestros género y tenemos razón.”